PIE DE FOTO DE PORTADA

COMENTARIOS SUJETOS A MODERACIÓN. NO VOY A PUBLICAR DATOS PERSONALES.

OLIMPO MASCULINO

SE BUSCAN TRADUCTORES

CLICK EN LA FOTO PARA VER EL BLOG.


SE BUSCAN TRADUCTORES.

TODO AQUEL QUE ESTÉ INTERESADO EN ECHARNOS UNA MANO A LA HORA DE TRADUCIR DEL INGÉS EN SUS RATOS LIBRES, POR FAVOR QUE SE PONGA EN CONTACTO CON ESTE CORREO. MUCHAS GRACIAS AMIGOS. GANAMOS TODOS.

daddylover22@outlook.com


miércoles, 19 de marzo de 2014

COMIC - JOSMAN - WET - INGLÉS-ESPAÑOL

Al final del texto en inglés, tenéis una magnifica traducción en castellano de este relato que me ha enviado Matías, muchas gracias colega por tu trabajo.







MOJADO.

"Vamos, Andy", llamé gritando a mi hijo. "Vámonos!¨
"Voy, Pá!" Andy gritó de nuevo por enésima vez. Yo estaba en la camioneta esperando por mi pequeño. Le había prometido a mi hermano mayor, Jack, que lavaría su remolque. Estaba a punto de salir de vacaciones y estaba trabajando 10, 12 y hasta 16 horas por días para despejar su escritorio y así podría tomar tres semanas de descanso. Iba a conducir todo el camino a Key West y volver.
"Mierda", Se quejó Jack cuando hablábamos por teléfono anoche. "Le prometí a Julia que lavaría la casa rodante mañana, pero no hay forma de que pueda desocuparme lo suficientemente tempreano para hacerlo. "Ted", le rogó, "podrías hacerlo tú, eh? Por favor? Por favor Por favor?" No era algo que estuviera en mis planes, así que en cuanto hice una pausa mi hermanio agregó, "hay un cajón de cervezas en el porche trasero. Es tuyo si tu te encargas de lavar el remolque."
"Está bien. Vale la pena por un cajón de cerveza", le dije riéndome burlonamente. Estaba a punto de subir al cuarto de mi hijo y traerlo del forro del culo cuando apareció corriendo hacia el garage. Tuve que reír. No había duda de que había estado arriba pajeándose. Su pito todavía estaba semi parado y rebotando hacia los lados debajo de la flexible tela del short de correr que traía puesto. Había estado llamándolo a los gritos durante unos quince minutos para que se apurara con lo que fuera que estuviera haciendo. Él segúia contestando gritando "Ya voy, papá!" Me pregunté si había hecho estallar su carga o si su "saco de nueces" estaría todavía cargado.
Andy entró a la camioneta de un salto e intentó ocultar su encarpada entrepierna con las manos. Yo partí hacia la casa de mi hermano. Él vive al otro lado de la ciudad y nos tomó veinte minutos para llegar. Para cuando llegamos la entrepierna de mi hijo ya había vuelto a la normalidad. Eso fue una decepción. Por lo menos no llevaba puesta su remera. Me gustaba mirar su torso desnudo.
Jack había estacionado el remolque en su patio trasero. Era un día caluroso así que me quité la remera y la enganché por detrás de mis pantalones cortos. Agarré la manguera y empecé a rociar el remolque.
"Andy, trae el cepillo y lava los lados" Dí instrucciones a mi hijo. Jack había dejado un cepillo de mango largo junto al remolque. El remolque no estaba tan sucio, mayormente polvoriento por haber estado estacionado tanto tiempo.
Mientras yo rociaba agua, Andy siguió y lavó la tierra endurecida del remolque. Luego yo rocié agua donde Andy ya había cepillado para enjuagar bien todo.
"Papá!" Andy exclamó cuando lo salpiqué por accidente.
"Perdón!" Le contesté dirigiendo el chorro de agua directamente sobre mi niño.

"Papá!" dejó escapar un grito y se acercó corriendo hacia mí mientras me apuntaba directamente con su cepillo mojado. Solté la manguera y escapé corriendo al otro lado del remolque.
Andy me persiguió alrededor del remolque varias veces hasta que grité "Tregua! Tregua!".
"Promételo!" contestó con un grito Andy. "Lo juro!" Le contesté. "Bien" Dijo Andy con una mueca. "Mejor que estés hablando en serio, Papá!
Sólo le sonreí y volví a seguir enjuagando el remolque. Con todo nuestro correteo dando vueltas, me había mojado y mis delgados pantalones cortos se pegaron a mi cuerpo. No llevaba puesto nada debajo, y cuando noté que mi hijo me estaba echando un vistazo, bajé la mirada y ví que el contorno de mi polla era claramente visible. Incluso el extremo de mi polla, el glande, estaba firmemente grabado en la pierna de mi pantalón.
Con el sol fuerte no es necesario demasiado tiempo para que mis shorts se sequen. Tuve que rociarme de cuando en cuando para mantener mis pantaloncitos mojados. Había algo en el modo en que los ojos de mi hijo permanecían flotando sobre mi entrepierna que hacía fluir mi sangre.
Nos tomo una buena hora dejar el trailer inmaculado. Cuando hubimos terminado, me solté y apunté la manguera directamente hacia mi hijo. Dejó escapar un grito y vino directamente a mí. Y yo mantuve mi manguera apuntando sobre su cuerpo. El agua salpicó su cuerpo. Mientras venía corriendo bajé la manguera y apunté el chorro a sus pantalones de correr. En segundos estaban empapados convirtiéndose en translúcidos. Andy tampoco estaba usando ropa interior debajo, y su shorts de correr mojado se aferró a su polla. Bien podría haber sido el culo  desnudo!
Cuando consiguio acortar distancia, me fui, manguera en mano, corriendo alrededor en círculos. Él era rápido, pero su viejo lo era aún más.
El ver su polla flexible bajo su pantalón corto mojado, su mango, cabeza e incluso sus testículos aferrados a la tela húmeda, me puso fuera de mí.
Ambos estábamos riéndonos del otro, y como mi polla se endureció y se tensó debajo de mis mojados jeans cortos, La polla de Andy se puso dura como piedra.
Me agarró y yo solté la manguera y me escabullí de su agarre. Corrí dentro del remolque con mi chico pisándome los talones. Me alcanzó y me empujó hacia abajo sobre la cama en la parte trasera del remolque.
"¡Te atrapé!" exclamó y comenzó a hacerme cosquillas como acostumbraba hacérle cosquillas yo cuando él era un niño pequeño.
Reí de manera incontrolable. Él estaba prácticamente sentado sobre mí y mientras me hacía cosquillas a los lados de la cintura nuestros bultos se frotaban entre sí.
"¡Para!¡Para!¡Para!" Grité.
"¡Tú empezaste!" Gritó Andy.
"¡Tregua!¡Tregua! Grité yo.
"¡Dí que te rindes!" respondió mi muchacho.
"¡Me rindo! Me doy por vencido! Dije, riendo tan fuerte que me dolían los costados. Mi chico me dejó ir y se dejó caer a mi lado. Nos quedamos tendidos uno a la par del otro, mientras nuestros torsos desnudos se agitaban jadeantes intentanto recuperar el aliento. Estábamos con los cuerpos mojados y, cuando bajé mi vista, ambos estábamos con las pollas durísimas presionando debajo de nuestra ropa mojada.
"¿Papá?" Preguntó Andy.
"¿Qué?" le dije.
"¿Está bien sentirme... que quiera... eh...?" Murmuró Andy.
"¡Quieres decir...¿estar ASÍ de caliente? Le pregunté mientras pelaba abriendo mis pantalones cortos, agarraba mi polla erecta por la base y la meneaba hacia adelante y atrás. "¡Sí! ...Asi?" Dijo Andy y sonrió.

"¡Por supuesto!" Le dije tranquilizándolo. "Muéstrame la tuya, hijo." Andy sonrió y empujó hacia abajo su pantalon corto mojado dejando en libertad su dolorosa erección. "Agradable" Le dije a mi hijo mientras acariciaba mi pene. "¿Puedo tocarlo?"
"¿Quieres, Papá?" Preguntó Andy.
"Por supuesto", le dije.
"Adelante, Papá". Dijo Andy suavemente.
Me acerqué con la otra mano y acaricié nuestros penes, ambos al mismo tiempo. Andy soltó un suave arrullo.
"¿Te gusta, hijo?" Le pregunté.
"¡Sí!", dijo Andy.
"¿Quieres tocar el mío?" Le pregunté.
"¿Puedo, Papá?" Preguntó él.
Sonreí y le dije "Por supuesto, hijo".
Solté mi polla y miré a mi muchacho envolver sus dedos alrededor de ella.
"Es gruesa" Gimió Andy.
"Tú la tienes realmente dura, Andy" Le dije. "Muéstrame cómo lo haces. Quiero ver".
"Tú me mostrarás también, Papá?" Preguntó mi chico.
"Por supuesto. Hagámoslo juntos, hijo". Dije.
Nos quedamos así, mirándonos masturbándonos mutuamente. Fue fantástico.
"¿Con qué frecuencia acabas, Andy?" Pregunté.
Él sonrió y confesó, "Dos o tres veces por día. ¿Y tú Papá?"
"Al menos una vez al día" Le dije a mi muchacho.
"¿Y mamá sabe?" preguntó.
"No lo sé, hijo", le dije. "Siempre y cuando yo me ocupe de ella, a ella no le importa lo que haga ...supongo".
"¿Cómo es, Papá? Quiero decir, cómo es follar con una mujer?" Preguntó Andy.
"Agradable" Le contesté. "Es húmedo y suave y se siente realmente bien".
"¿Papá? Puedo tocarte ortra vez?" Preguntó Andy.
"¿Quieres hacerme una paja... hacerme acabar?" Le pregunté a mi chico.
Él asintió. "Tenlo, hijo" dije. "Yo te masturbaré a tí, también, está bien?"
"¡Sí, Papá, hazme lo a mí, también!" Chilló Andy.
Nos tomamos mutuamente y comenzamos a bombearnos el uno al otro. Fue estupendo tocar el duro pene de mi hijo mientras el bombeaba el mío. Ambos penes, el de mi hijo y el mío estaban borboteando líquido preseminal, y nuestros dedos desparramaban nuestros jugos de arriba a abajo a lo largo de todo nuestros penes.
Su respiración se aceleró y yo me incliné acercándome a él para sentir su aliento. Intensificamos nuestros bombeos y él trajo su cara tan cerca de la mía que nuestros labios casi se tocaban.
"¡Papá!" Chuilló Andy. "¡Voy a correrme, Papá!"
"Yo también, hijo" dije jadeante. "¡Yo también!" Planté mis labios sobre los suyos y él me devolvió el beso. Ambos soltamos un jadeo, y sentí el estremecimiento de su pene en mi puño. Mis pelotas estallaron y ambos eyaculamos sobre nuestras barras. Acerqué a mi muchacho hacia mí y lo besé y lo abracé intensamente mientras nuestras pollas salpicaban nuestros cuerpos desnudos con la leche caliente de nuestros huevos.
"Uh!" Jadeé cuando solté a mi muchacho. "Eso fue intenso. Mírate!".
Andy rió. Nuestros cuerpos estaban empapados de  pegajoso y húmedo semen. Recogí algunas gotas y las lamí. Andy siguió y tomamos turnos lamiéndonos el semen de nuestros cuerpos hasta que estuvieron limpios.
Justo entonces oímos un fuerte bocinazo. Era mi hermano Jack. Apenas habíamos logrado volver a ponernos de nuevo nuestros pantalones húmedos cuando él golpeó la puerta del remolque.
"¿Estás dentro, Ted?" Llamó. "¡El remolque se vé grandioso!"
"¡Terminando de revisarlo Jack!" Grité. "Justo terminando con eso".



Traducción: MatíasT.P.












3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...